menuinternoInicio | Números anteriores | Libros

Volver al índice

Correo del Maestro Núm. 164,enero 2010

El mundo del reciclaje
EN SEIS Y OCHO PATAS
Daniela Flores García • Rosalía Guerrero Arenas

Desarrollar la creatividad y conciencia ambiental de los alumnos a través del uso de materiales reciclables para la elaboración de modelos de insectos y otros organismos similares, además de conocer la morfología y el ciclo biológico de un insecto, así como diferenciarlo de otros animales, son los objetivos de este artículo, que esperamos que sea inspirador para los maestros de Ciencias Naturales.

Foto: Rosalía Guerrero Arenas.

Introducción

Muchos conceptos básicos de biología pueden enseñarse a través de la observación. En este caso, tomaremos los insectos debido a la diversidad tan importante de este grupo, a que tienen ciclos de vida similares y ocupan un lugar preponderante en la Naturaleza. Su importancia estriba en varios aspectos. En los ecosistemas terrestres permiten la circulación de la materia orgánica. Otra característica relevante reside en que son polinizadores de muchas plantas o pueden ser polinizadores específicos para una sola especie de planta.

Además de lo anterior, también sirven de alimento para otros animales e incluso se consideran manjares en muchas culturas. Algunos poseen propiedades medicinales que el hombre aprovecha para la fabricación de medicamentos o ungüentos caseros. En fin, es evidente la importancia de estos organismos en su interacción con la Naturaleza o el hombre mismo. Sin ellos, se produciría un desequilibrio en los ecosistemas, lo que generaría extinciones de varias especies.

Características

Los insectos son el grupo más diverso que hay en nuestro planeta; se estima que más de las tres cuartas partes de la fauna conocida pertenece a este grupo, y se calcula que hay más de un millón de especies en todo el mundo. Otro factor que ayuda a su amplia distribución es su rápida reproducción y gran cantidad de descendencia por cada apareamiento. Además, son capaces de sobrevivir en lugares hostiles para otras especies, ya que pueden alimentarse de frutas, polen, hojas, granos, larvas, carne, materia en descomposición, basura y madera.

Colémbolo, del tipo ametábolos.
www.wikipedia.org
Hormiga, del tipo hemimetábolos.
www.wikipedia.org

Mariposa, del tipo holometábolos.
www.elbuensenderista.com

En cuanto a su morfología, los insectos constan de tres pares de patas, por lo cual reciben el nombre de hexápodos, y su cuerpo está conformado por tres partes: cabeza, tórax y abdomen. Se clasifican, de acuerdo con su ciclo biológico, en tres tipos: ametábolos, hemimetábolos y holometábolos.

Los ametábolos se consideran los más primitivos; una de sus características es que pasan por tres estadios (huevo, jóvenes y adulto), y su metamorfosis es la más directa porque el estadio joven es muy similar al adulto, ya que lo único que cambia es el desarrollo de la piel (por ejemplo, los colémbolos). Por su parte, los hemimetábolos pasan por los estadios de huevo, ninfas y adultos; su ciclo es un poco más complejo y su metamorfosis gradual, debido a que el cambio más importante es de las ninfas al estadio adulto (por ejemplo, las hormigas). Finalmente, los holometábolos pasan por los estadios de huevo, larva, pupa y adulto; durante su ciclo biológico sufren una metamorfosis completa, debido a que el cambio de pupa a adulto es totalmente radical, ya que el insecto cambia todos sus órganos y aspecto (por ejemplo, las mariposas). Debido a su morfología similar a la de los arácnidos, ácaros, crustáceos y gusanos, estos insectos pueden ser confundidos con ellos, por ejemplo, por su tamaño pequeño o a ciertas características como numerosas patas y el exoesqueleto (esqueleto externo que recubre toda la superficie de los artrópodos); por ello es importante que el alumno aprenda a diferenciar los insectos de otros organismos.

Actividad

El propósito de esta actividad a desarrollar en el nivel básico es el siguiente. Objetivos:

1. Conocer la biología y ciclo biológico de un insecto, así como diferenciarlo de otros animales.

2. Desarrollar la creatividad y conciencia ambiental de los alumnos a través del uso de materiales reciclables para la elaboración de modelos de insectos y otros organismos similares.

Fundamento de la actividad

El diseño de recursos didácticos adecuados es relevante, pues su buen uso potencia el desarrollo de destrezas, habilidades y competencias en los alumnos. Este tópico ha tenido un avance importante en los últimos años, prueba de ello es que varios centros de estudio superior han incorporado dentro de su oferta educativa cursos para la creación de recursos didácticos, de acuerdo con las diferentes áreas de conocimiento.

La implementación de material didáctico innovativo y dinámicas creativas en clase suplen a la enseñanza tradicional, permitiendo a los alumnos expresarse libremente, a la vez que retienen más y mejor la información que se transmita con la dinámica.

En la actividad que da título a este artículo, “El mundo del reciclaje en seis y ocho patas”, se pretende que el alumno, al elaborar los insectos y arácnidos con material reciclable, aprenda su anatomía, aspectos de su fisiología, ciclo de vida, su interacción con otras especies, así como la importancia de los seres vivos dentro de un ecosistema. Aunado a esto, el uso del material reciclable es una manera de concientizar a los niños acerca de la reutilización de los desechos, con hincapié en que reusar los residuos no peligrosos generados en casa puede ser divertido y creativo.

Método

a) Desarrollo de la actividad

La actividad consiste en armar diversos insectos y otros artrópodos con materiales reciclables, con la finalidad de mostrar las partes que componen un insecto (cabeza, tórax y abdomen) y su función. Paralelamente, cada modelo servirá para explicar su importancia biológica en los ecosistemas.

 

Figura 1. Mariposa.
Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.
Figura 2. Abeja metálica verde.
Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.
Figura 3. Termita.
Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.

En una caja forrada por un collage de material reciclable se encontrará un sobre en la parte superior de ésta. Un niño pasará por el sobre y leerá su contenido en voz alta: Soy pequeñito, me puedo meter en cualquier rendijita, tengo seis patas y dos antenas… algunas veces soy muy amigable y otras no.

Los niños tratarán de adivinar de qué tipo de animal se trata. Mientras tanto, se abrirá la caja forrada y dentro de ella se encontrarán algunos modelos de insectos fabricados con materiales reciclables. Los modelos propuestos para esta actividad son los siguientes:

Una mariposa (ver fig. 1), para mostrar el ciclo de vida de un insecto holometábolo y explicar en qué consiste la metamorfosis.

Una abeja metálica verde (ver fig. 2), la cual servirá para explicar el proceso de la polinización, así como la diversidad de especies de abejas existentes.

Una termita (ver fig. 3), ejemplo de insectos sociales y procesos fisiológicos complejos, como la degradación de la celulosa.

Un grillo (ver fig. 4), con la finalidad de mostrar cómo algunos insectos tienen la capacidad de producir sonidos por medio de alguna parte de su cuerpo, además de saltar grandes distancias en proporción a su cuerpo.

Una luciérnaga (ver fig. 5), para explicar la capacidad de algunos animales de emitir luz.

Un colémbolo (ver fig. 6), el cual permitirá hablar de la evolución y capacidad de adaptabilidad de los insectos, ya que pertenece a uno de los grupos más numerosos y antiguos de insectos.

 

Figura 4. Grillo.
Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.

Figura 5. Luciérnaga.

Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.

Figura 6. Colémbolo.

Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.

Es deseable que dentro de la actividad se manejen otros modelos de artrópodos, con el fin de diferenciarlos de los insectos y exponer algunas de sus características. Se propone manejar los siguientes organismos:

Una araña acuática (ver fig. 7), con la que se ejemplificarán las habilidades desarrolladas para vivir en ambientes acuáticos.

Un ciempiés (ver fig. 8), explicando su función en los ecosistemas.

Un ácaro (ver fig. 9), para mostrar que, aunque no lo veamos, estamos rodeados de seres vivos, así como sus diferentes hábitats.

Un cangrejo ermitaño (ver fig. 10), para enseñarles a los niños que los crustáceos pertenecen a los artrópodos, así como los medios de defensa contra depredadores que algunos animales emplean.

Después de explicar la selección de estos organismos, se colocarán en una base de cartón pintada de color verde, con algunos arbustos y árboles hechos también de cartón para representar una isla. Como sabemos, los artrópodos son uno de los primeros grupos colonizadores en un ecosistema; debido a su fácil adaptabilidad y resistencia, pueden encontrarse en climas cálidos, áridos y fríos, desde el polo hasta el trópico, sobre la tierra, dentro del agua y en el aire.

Finalmente, se colocará otra caja llena de diversos materiales reciclables como periódico, cartón, latas de refrescos, corcholatas, retazos de tela, botones, hojas recicladas, bolsas de plástico y pinturas recicladas de otros ciclos escolares, con el propósito de que los niños armen su propio insecto. Con los insectos se “colonizará” la isla. Para los más pequeños, se recomienda que dibujen su insecto y lo adornen con diferente material, en lugar de colorearlo, como se muestra en la siguienta página.

 

 

Los niños pequeños pueden dibujar primero y después decorar.

Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.

Se pueden usar muchos tipos de materiales para la decoración.
Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.

 

 

Figura 7. Araña acuática.

Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.

 

Figura 8. Ciempiés.
Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.

Figura 9. Ácaro.
Fotos: Rosalía Guerrero Arenas.

b) Fabricación de los modelo.Entre los materiales que se pueden utilizar se encuentra alambre delgado ya usado para la elaboración de las patas y, en algunos casos, de las antenas; papel celofán reciclado para adornar las alas; papel periódico; esponja reciclada; botes de plástico; focos fundidos (sólo con niños de 5º y 6º); envolturas metálicas de diferentes productos; cajas de cereales; limpia pipas y brillantina; tapas de refresco; conchas de organismos marinos; imperdibles (seguros); palillos y popotes; bolsas y objetos desechados de plástico; frascos de ampolletas de plástico; estambre negro; botones; papel aluminio y china usados, y pintura. Obviamente, esta lista puede ajustarse según el material reciclable con el que se cuente o se desee trabajar.

Para realizar cada uno de los artrópodos mencionados, hay que guiarse por las figuras. Cada modelo se explica a continuación.

La mariposa (ver fig. 1). La figura del cuerpo, la cabeza, las alas y las patas se realizan con el alambre. Las alas se forran con papel celofán, mientras que la cabeza se rellena con papel aluminio y los ojos se simulan con estambre.

La abeja metálica verde (ver fig. 2). Se toma el papel periódico y se le da forma de abeja, cuidando que la parte del abdomen quede más grande que la del tórax. Una vez hecha la forma de la abeja, se forra con papel aluminio o papel que ya se haya usado en casa para otros trabajos. Para los ojos, se utilizan dos botones que se le hayan caído a alguna prenda; las antenas y las patas se hacen con alambre y se forran con estambre negro para simular los tricomas (pelos) de los insectos. Las alas se elaboran con bolsas de plástico transparente, y para el contorno se coloca alambre a fin de que se mantengan fijas a la abeja.

 

 

Figura 10. Cangrejo ermitaño.
Foto: Rosalía Guerrero Arenas.

La termita (ver fig. 3). Se usa un residuo de plástico transparente con muchas divisiones, como el que se emplea para ampolletas o una botella de plástico, con la finalidad de simular los segmentos del abdomen de la termita. Se corta el plástico en forma del cuerpo de la termita, y para la cabeza se toma otra pieza de plástico. Las antenas se hacen con palillos, mientras que para los ojos se utilizan tapas de plástico de las ampolletas. Las patas también son de plástico, con la finalidad de recrear el color natural de las termitas. La transparencia del plástico permite hacer visible el aparato digestivo de la termita; para ello se dibuja el aparato y se le pega en el interior del plástico.

El grillo (ver fig. 4). Se elabora con un bote de yakult, el cual se corta tratando de adaptarlo a la forma del grillo, se rellena con papel periódico y se forra con la envoltura metálica color verde. Las antenas son de palillos y se forran con la parte plateada de la envoltura o la tapa de un yogur; las alas también se hacen con la misma envoltura, así como los ojos. Las patas son de alambre y están forradas con estambre negro.

La luciérnaga (ver fig. 5). Se utiliza cartón de caja de cereal, el cual se recorta dándole la forma del cuerpo; aparte, se recortan las patas. Se recomienda de preferencia usar cartón color café para no tener que pintarlo. El cartón trata de ponerse en forma de capas para simular la forma de la luciérnaga, los ojos se elaboran con popotes.

El colémbolo (ver fig. 6). Para hacer el cuerpo utilizar una esponja, la cual se va a amarrando a una distancia de dos centímetros para darle forma de curva y representar los segmentos del colémbolo. Las antenas y las patas se realizan con plástico transparente, al igual que los ojos.

La araña acuática (ver fig. 7). El abdomen de una araña se realiza con un foco fundido para acercarnos más a la forma real. El foco se forra con papel de china negro, los ojos se colocan con papel periódico pintado de color café, y para las patas se usan limpia pipas negras para darle mayor tamaño. Para niños de primero a cuarto, en lugar del foco utilizar papel periódico, cuidando de que la parte correspondiente al abdomen quede más abultada.

 

El ciempiés (ver fig. 8). Las tapas de los refrescos se unen con el hilo y se van colocando alambres de cada lado para simular las patas. Los ojos y las antenas se hacen con palillos.

El ácaro (ver fig. 9). Se corta una esponja de acuerdo con la fisionomía del ácaro y se pinta de color negro; las patas se elaboran con popotes, los cuales se forran con estambre negro. Los ojos y la parte dorsal se resaltan con brillantina dorada, a fin de imitar la fisionomía de un ácaro.

El cangrejo ermitaño (ver fig. 10). Se necesita una concha de bivalvo, más o menos de tamaño mediano. La parte interior se rellena con papel periódico hasta que sobresalga de la concha la cabeza del cangrejo, dándole forma con el periódico. Los ojos son dos imperdibles que se pegan en la parte de arriba de la cabeza, mientras las tenazas se hacen con alambre y tienen su base en la concha. Las tenazas y la cabeza se forran con papel celofán de color rojo o, en su caso, se pintan.

Conclusiones

De acuerdo con la experiencia de la primera autora, quien realizó esta actividad en dos ocasiones, durante la 15a. Semana Nacional de Ciencia y Tecnología, conacyt en el campus Puerto Escondido, Oaxaca, y en la VIII Convención Nacional y I Internacional de Profesores de Ciencias Naturales, los objetivos de dicha dinámica se alcanzaron ya que a los niños les pareció atractivo trabajar con materiales reciclables, además de que se involucraron directamente con el diseño de los modelos. Esta actividad se realizó con alrededor de 50 niños, y todos ellos participaron con estusiasmo. Debido a la naturaleza del material de los modelos, los niños podían apreciar fácilmente detalles como el abdomen de la termita o los tricomas de la abeja verde, los cuales no son distinguibles si se ve al organismo a simple vista.

Esta dinámica puede adaptarse para la creación de otros modelos de grupos animales como moluscos, equinodermos y otras clases de artrópodos.

Las actividades didácticas como la propuesta en este trabajo son una alternativa de enseñanza en el ámbito de Ciencias Naturales para los profesores que imparten la materia en el nivel básico. La aplicación de esta actividad trae muchos aprendizajes satisfactorios no sólo para el alumno, sino también para el profesor, debido al involucramiento de ambos. También permite aprender a reciclar, además de resaltar la importancia de los insectos. El conocimiento de un insecto es un requisito para una comprensión más amplia de la vida, pues, ¿qué puede ser más sorprendente en la Naturaleza que el ciclo biológico de una mariposa?

 

Volver al índice